La 1001 en campaña

Núñez: “Hacia octubre hay que centrar en los dos proyectos de país”

“La campaña de Oscar movilizó a miles y aportó al FA; la 1001 creció en todo el país, fue formidable”.

GM y VA.

EL POPULAR le realizó una entrevista al diputado de la 1001 y el Frente Amplio, Gerardo Núñez, con el objetivo de realizar un primer balance sobre las elecciones internas de este domingo 30 de junio. En especial sobre la votación del Frente Amplio, la campaña de Oscar Andrade y de la 1001. El legislador valoró la buena votación obtenida por Andrade, por las 8 listas que acompañaron su candidatura y especialmente por la 1001, que se colocó como la segunda fuerza dentro del Frente Amplio. “El objetivo ahora es ganar el cuarto gobierno nacional del Frente Amplio, defender las conquistas populares, abrir un cauce de avance democrático y derrotar la ofensiva mundial y continental de la derecha y la restauración conservadora”, afirmó Núñez.

El Frente Amplio

-¿Qué valoración hace de la campaña del Frente Amplio?

-Tenemos que hacer una valoración cualitativa de lo que fue el proceso electoral, toda la campaña y no visualizando únicamente el acontecimiento del domingo, si no de todo el proceso por el cual transcurrimos hacia el 30 de junio.

Creo que hay un aspecto central a destacar que fue la enorme movilización del Frente Amplio, a lo largo y ancho del país, desde que lanzó formalmente la campaña electoral. Es más, hay que empezar por el Congreso de diciembre donde resolvimos el Programa de Gobierno y habilitamos, unitariamente, las cuatro precandidaturas presidenciales, la de Carolina y las de Oscar, Mario y Daniel.

El punto de inicio más alto fue el acto del 25 de febrero en el Parque Rodó, que marcó claramente un camino de movilización, de generar las condiciones para llegar de la mejor manera al 30 de junio. Se realizaron luego varios actos unitarios, con los cuatro precandidatos, el del 26 de marzo en Paysandú, el del 18 de mayo en Melo y tuvimos un gran cierre de campaña,  el 22 de junio en Las Piedras, con una caravana que desplegó a miles de frenteamplistas en la zona metropolitana de nuestro país y un gran acto, eso es un plus desde el punto de vista político, que no lo tiene ningún otro partido.

Hubo un importante nivel de movilización, una gran militancia frenteamplista en los Comité de Base y en las calles, eso también se expresó, con un gran compromiso el día de la elección, a pesar del frío y de la lluvia miles de compañeras y compañeros, en todo el país fueron el sostén del acto electoral, en los circuitos, repartiendo listas, en los locales.

Analizando concretamente los resultados electorales, en cuanto a la votación, obviamente hay que ver con preocupación, sin que esto se transforme en un drama, la baja de la votación del FA en 50 mil votos menos. Hay que verlo con preocupación porque siempre que uno  tiene una votación menor hay que analizarlo rigurosamente con autocrítica, y digo sin drama, porque en todas las oportunidades que hubo elecciones internas el Frente Amplio ha votado menos que los partidos tradicionales, pero a nosotros como personas de izquierda siempre nos cabe el lugar y el espacio para realizar las autocríticas.

Desde el punto de vista político es importante señalar que nuestra militancia, que nuestros compañeros y compañeras sepan, que el momento político en el cual estamos es de enorme dificultad y peligrosidad, no solo para Uruguay si no para la región, se abre otra etapa de cara a octubre en donde tenemos que dejar todo en la cancha para defender las conquistas, lograr un cuarto gobierno y continuar el proceso de transformaciones.

Se tiene que saber con claridad que nos jugamos una parada muy importante, muy fuerte, y precisamos de todas y todos los frenteamplistas y de otros sectores de nuestro pueblo para que acompañen el proceso de defensa de lo conquistado y de la construcción de una perspectiva transformadora.

La candidatura de Andrade

– Había un desafío nuevo que era la candidatura de Óscar Andrade, ¿cómo valora la campaña y los resultados?

– Creo que fue una campaña a pulmón, la vivimos de cerca y fuimos parte de la misma. Demostró y generó un entusiasmo enorme y maravilloso, conmovedor por momentos, de muchísimos frenteamplistas a lo largo y ancho  del país, que se expresó en la campaña del Frente Amplio.

Creo que la campaña de Andrade potenció la campaña del FA, movilizó a decenas de miles de compañeros y compañeras de cara a este desafío del 30 de junio. Colocó una perspectiva de esperanza, de lucha, se habló con claridad de los dos proyectos de país, que creo que es lo que tenemos que intentar centrar de cara a octubre. Hablar de las dos perspectivas programáticas, la de la derecha que es la restauración neoliberal y el retroceso con recorte de derechos o la perspectiva del FA que es la defensa de las conquistas y la continuidad de un proceso de transformaciones que se tiene que profundizar desde una perspectiva de izquierda.

Por eso destaco que la candidatura de Oscar logró identificar con claridad los dos proyectos de país, logró poner sobre la mesa los principales ejes programáticos del Frente Amplio, esto es es muy importante porque el programa no es solo lo que está escrito y lo que resultó del Congreso, que es muy importante, sino también el programa es la gente organizada, la gente empujando y movilizada para que esos aspectos que están propuestos se logren trazar y matrizar en la vida concreta de la gente.

Un excelente aporte que además tuvo resultados electorales concretos, que Oscar tuviera la votación que tuvo con una campaña sin recursos habla del enorme esfuerzo y de la enorme potencia que tiene la candidatura de Andrade para los desafíos futuros.

La votación de la 1001

Hubo a partir de la candidatura de Andrade una construcción política unitaria con ocho listas y un importante número de militantes frenteamplistas y sociales que se sumaron, hay claramente una gran performance de la 1001, ¿pero como se expresó esa construcción unitaria en torno de la candidatura de Andrade?

-Sí, sectores diversos confluyeron en una perspectiva de cambio, de avances, se sintieron motivados a contribuir a este proyecto político que fue la candidatura, con la que miles de frenteamplistas se sintieron parte, se sintieron representados.

Se generó mucho entusiasmo y emoción, mucho compromiso. Se realizaron más de 800 actividades centrales de campaña, en los 19 departamentos del país, en algunos Andrade estuvo hasta cuatro veces. Fueron actos, charlas, barriadas, mano a mano con la gente, en todo el país y también en Buenos Aires. Se realizaron actos importantes en todo el país, todos con mucha participación. Creo que una cosa muy importante, desde el punto de vista político, y que potenció mucho a la candidatura, a Oscar y a la campaña fue el debate con Talvi. Tuvo una enorme repercusión nacional y le dio una potencia enorme a los planteos políticos e ideológicos de la campaña y obviamente también a Oscar.

Tuvimos también nosotros un acto final, que fue hermoso, el Cordón desbordado de compañeras y compañeros, con artistas de la talla de Andrés Stagnaro, Eduardo Larbanois y Mario Carrero, El Alemán, la cuerda de tambores de compañeras. Fue un cierre formidable que auguraba la votación del domingo.

Las 8 listas que acompañaron la candidatura de Andrade tuvieron una buena expresión electoral, la 1001, segunda fuerza del Frente Amplio, la 711, la 1808 y la 567, entre las 15 listas más votadas y también aportaron mucho la 205, la 6009 y la 363 en Canelones y la 3010 en Paysandú, a nivel departamental.

Como decía la consigna de los jóvenes de la 1001: Hagamos historia, efectivamente fue así, porque lo que fue esta campaña demostró que se puede romper barreras que se autoimponen y ahí hay un plus, un valor que nos deja esta campaña.

campaña 1001

– ¿Cómo fue la campaña y la votación de la 1001?

-La votación de la 1001 fue maravillosa, la campaña fue muy buena y acertada. Tuvo desde mi punto de vista dos patas, que estuvieron íntimamente conectadas: la campaña de la 1001 en general y la de los jóvenes de la 1001, que en este caso le aporto mucha alegría, con una dinámica particular, con cientos de jóvenes que se sintieron y se sienten parte de este proyecto colectivo a nivel político. Mientras la campaña general de la 1001 fue muy buena, linda, permitió reforzar los planteos de Oscar, poniendo arriba de la mesa que es lo que estábamos discutiendo para el 30,  o sea, cómo generar las mejores condiciones para que el Frente Amplio este lo más fortalecido posible de cara al gran objetivo que es octubre, donde la pelea es por el campeonato.

Todo el Frente Amplio tiene que estar encolumnado detrás de nuestros objetivos programáticos y con el objetivo concreto de frenar ese proceso de restauración  que se está intentando imponer en toda Latinoamérica. La votación de la 1001 expresa sin lugar a dudas un salto histórico, es una de las votaciones, en elecciones internas, más importantes. Esta votación de la 1001 es el doble de la que tuvimos en el 2014, también es más alta que la del 2009.

Tenemos entonces, desde ese punto de vista, un escenario más que satisfactorio, la 1001 creció en todos los departamentos del país, excepto en uno, se consolidó como la segunda fuerza política dentro del Frente Amplio a nivel nacional, la segunda lista más votada. Fue la primera fuerza en Río Negro y la segunda en varios departamentos. La perspectiva futura es muy buena y ojalá, con mucha lucha y compromiso, junto a toda la militancia frenteamplista y popular, nos permita alcanzar el cuarto gobierno nacional del Frente Amplio.