Quienes somos

La década del sesenta nacía con una gran vocación unitaria de nuestro pueblo. Había nacido la convicción de que el pueblo tenía que buscar caminos unitarios que le permitieran transitar una realidad acorde con los problemas que se enfrentaban. En una palabra, la idea de unidad se planteaba firmemente primero, como una perspectiva de la izquierda y, en segundo lugar, como un logro de todo el pueblo que vive de su trabajo.

A su vez en el contexto internacional, el triunfo de la Revolución Cubana el 1° de enero de 1959, encabezada por Fidel Castro, Ernesto “Che” Guevara, Camilo Cienfuegos y Raúl Castro, se erigió en símbolo para continuar trabajando por la unidad de las izquierdas y la acumulación de fuerzas en los sectores progresistas.

La visita de Fidel Castro a nuestro país en mayo de 1959 y la presencia del “Che” en agosto de 1961 en el Uruguay, tuvieron una firme y amplia proyección en jóvenes y trabajadores uruguayos simpatizantes de la Revolución. Las históricas intervenciones de Ernesto Guevara en la conferencia del CIES en Punta del Este y su discurso en la Universidad de la Republica, acompañado por el doctor Salvador Allende, otro gigante de América Latina se convirtieron en nuevos elementos en la forja de la unidad.

En este marco el 15 de Julio de 1962  se funda el Frente Izquierda de Liberación, integrado por el Partido Comunista de Uruguay,  Agrupación Batllista “Avanzar”, Movimiento Batllista “26 de octubre”, Movimiento Revolucionario Oriental, Comité Universitario, Movimiento Nacional de Trabajadores de la Cultura, Comité Central Obrero, Comité por la Unidad de la Izquierda de Paysandú, Comité Unidad de Izquierdas de Salto, Grupo de Izquierdas de Maldonado e Independientes provenientes de los partidos tradicionales. Cuatro años después se incorporará el Movimiento Popular Unitario.  La presidencia estuvo a cargo de Pedro Bonavita. Decía la cobertura de El Popular de la época: “Partidos y grupos políticos, que hemos venido luchando por la unidad de las izquierdas sin exclusiones, resolvemos dar por constituido un frente de acción política, integrado por los participantes, que deje abierto el camino para la incorporación de todas las fuerzas políticas de izquierda, objetivo por el que luchamos y seguiremos luchando y acordamos apoyar un lema accidental para las elecciones de noviembre de 1962. Esta acción para la lograr la unidad política de todos los sectores populares, seguirá siendo el centro de nuestra lucha, porque entendemos que solo así abriremos el cauce para que la fuerza liberadora del pueblo pueda expresarse antes, en y después de las próximas elecciones…”

El 1001 surge del número del apartamento ubicado en un edificio de la calle doctor José Scoceria y la rambla, donde se realizaron varias de las reuniones previas a la fundación del FIDeL. Era el domicilio de Yenia Dummovs y Mario Jaunarena, entrañables y solidarios compañeros frenteamplistas.

El 5 de febrero de 1971 la unidad sin exclusiones alcanza un escalón más  y se crea formalmente el Frente Amplio. Una organización política que propicia grandes cambios económicos, políticos, sociales y culturales, con un alto contenido antimperialista. Para el Frente Izquierda de Liberación, el Frente Amplio es una gran conquista, una herramienta para los cambios profundos.

A la fecha y a 67 años de aquel 15 de julio de 1962, el FIdeL integra el Espacio 1001, conjuntamente con el Partido Comunista e Independientes.

Nuestros representantes en el parlamento son el diputado Gerardo Núñez y el Senador Juan Castillo. También el sector ha aportado valiosos compañeros y compañeras en distintos puestos de gobiernos en sus tres niveles.